Alquimia

Por Filectio - 11 de Septiembre, 2005, 21:39, Categoría: A

Definición del DRAE (Diccionario Real Academia Española).

Artículo sobre la Alquimia por la Enciclopedia Encarta de Microsoft.

Artículo sobre la Alquimia por la Enciclopedia Planeta.

Artículo en la Enciclopedia libre, Wikipedia. (Amplísimo)

Ya en 1787, Pernety, en su Diccionario Mito-Hermético, creyó necesario, en su definición de Alquimia, diferenciar a ésta de la ya entonces pujante Química.

«La Alquimia es una parte muy oculta de la Filosofía natural y la parte más necesaria de la Física.» (De Instrucción de un Padre a su Hijo acerca del Árbol Solar. Anónimo.)

Fulcanelli, controvertido y enigmático personaje, denigrado por unos y considerado por otros como el último alquimista del siglo XX, en su obra Las Moradas Filosofales, capítulo III (La Alquimia Medieval), ofrece esta definición, previo aporte del concepto de otros autores: «Muchas controversias se han desarrollado a propósito de las diversas etimologías atribuidas a la palabra alquimia. Pierre-Jean Fabre, en su L'abrégé des Secrets chymiques, pretende que se relacione el nombre de Cam, hijo de Noé, que habría sido el primer artesano, y escribe alchamie. El autor anónimo de un curioso manuscrito piensa que 'la palabra alquimia deriva de als, que significa sal, y de quimia, que quiere decir fusión. Y así está bien dicho, porque la sal, que es tan admirable, está usurpada'. Pero si la sal se dice alj en lengua griega, ceimeia, en lugar de cumeia, alquimia, no tiene otro sentido que el de jugo o humor. Otros descubren el origen en la primera denominación de la tierra de Egipto, patria del Arte sagrado, Kymia o Chemi. Napoleón Landais no halla ninguna diferencia entre las dos palabras química y alquimia, y se limita a añadir que el prefijo al no puede ser confundido con el artículo árabe y significa tan sólo una virtud maravillosa. Quienes sostienen la tesis inversa sirviéndose del artículo al y del sustantivo quimia (química), entienden designar la química por excelencia o hiperquímica de los ocultistas modernos. Si debemos aportar a este debate nuestra opinión personal, diremos que la cábala fonética reconoce un estrecho parentesco entre las palabras griegas ceimeia, cumeia y ceuma, el cual indica lo que fluye, discurre, mana, y se refiere de modo particular al metal fundido, a la misma fusión y a toda obra hecha de un metal fundido. Sería ésta una breve y sucinta definición de la alquimia en tanto que técnica metalúrgica (Esta definición convendría mejor a la arquimia o voarchadumia, parte de la ciencia que enseña la trasmutación de los metales unos en otros, antes que a la alquimia propiamente dicha). Pero sabemos, por otra parte, que el nombre y la cosa se basan en la permutación de la forma por la luz, fuego o espíritu. Tal es, al menos, el sentido verdadero que indica el lenguaje de los pájaros.» Para una visión más amplia, consultar el mensaje La Alquimia de Fulcanelli.

Paracelso, en El Cielo de los Filósofos: «La Alquimia es una ciencia que enseña a cambiar los metales de una especie en metales de otra especie.»

En Opúsculo de la Filosofía natural de los metales, Denys Zachaire dice: «[La alquimia] es una parte de la filosofía natural, la cual demuestra la Forma de hacer los metales con tierra, imitando a la Naturaleza en sus operaciones, todo lo más exactamente que le sea posible.»

Roger Bacon, en su Espejo de Alquimia, intenta ser preciso y exacto en su definición: «La Alquimia es la ciencia que enseña a preparar una cierta medicina o elixir, la cual, siendo proyectada sobre los metales imperfectos, les comunica la perfección, en el momento mismo de la proyección.»

Lucien Gerardin: «La alquimia tiene dos caras: la teórica y la práctica. La alquimia teórica se presenta como un sistema general del mundo; la alquimia práctica extrae consecuencias concretas: por ejemplo, la transmutación en oro. La alquimia nació en el siglo III antes de nuestra era, como síntesis genial de las experiencias de los primeros tecnólogos y de la filosofía griega, heredera de la cosmología babilónica y persa.»

Reinhard Federmann: «¿Qué es la alquimia? ¿Es acaso una ciencia? Efectivamente, es la ciencia del pretendido arte de fabricar oro. Esta es, en cierto modo, una respuesta muy primitiva, pero tiene la ventaja de no contener ninguna inexactitud.»

Titus Burckhardt: «La palabra alquimia deriva de la voz árabe al-kimiya, que, a su vez, proviene, al parecer, del egipcio keme y designa la «tierra negra», que puede ser tanto la denominación del propio país de Egipto, como el símbolo de la materia prima de los alquimistas. También podría ser que la expresión derivara del griego chyma, que significa «fundir» o «derretir». Sea como fuere, los apuntes alquímicos más antiguos que se conservan se hicieron sobre papiros egipcios. No demuestra nada el hecho de que no poseamos documentos alquímicos de la primera civilización egipcia, ya que una de las características esenciales de todo arte sagrado es la transmisión oral; en la mayor parte de los casos, su registro por escrito constituye un primer indicio de decadencia, o bien revela el temor a que pudiera perderse la transmisión oral. Por tanto, es del todo natural que el llamado Corpus Hermeticum, que abarca todos los textos atribuidos a Hermes-Thot, haya llegado hasta nosotros en lengua griega y redactado en un estilo más o menos platónico. Sin embargo, tales textos recogen esencialmente el auténtico legado de una civilización distinta, y no son en modo alguno invenciones griegas arcaizadas, como demuestra su fecundidad espiritual.»

(Artículo inconcluso, pendiente de más aportes)


Permalink ~ Comentar | Referencias (2)

El Blog

Calendario

     Septiembre 2005    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog